martes, 15 de marzo de 2011

Y ahora un cuento aún mas corto

Éste es un pequeño cuento que fue creado el viernes 11 de marzo de 2011 bajo una promesa. Un regalo para Muñeca Rota en agradecimiento por regalarme un pequeño cuento. Por supuesto, en éste momento ya está un poco más arreglado. Por supuesto, no tiene título, si desean donar uno será bienvenido. Espero que lo disfruten.


Ahí estaba ella, sentada bajo la sombra de un amplio roble. Abstraída, mirando de frente al abstruso rostro del vacío.

El caballero la vio a lo lejos y antes de acercarse se aseguró de llevar bien puesta su armadura. Caminó con paso lento y cuidadoso.

Se imaginaba sentado a su lado a la luz del atardecer. Conversando con ella por el resto del día y admirándola con el brillo de la luna.

Se encontraba justo detrás de la dama cuando la saludó. Ella se volvió y le respondió. Sus ojos llenos de brillo.

Le preguntó si podía hacerle compañía y ella no tardó en asentir. Estaba él a punto de sentarse a su lado cuando un zafio campesino se aproximó corriendo y la tomó por la mano bruscamente. Le habló de un espectáculo en la aldea y le dijo que la llevaría a su posada.

Ella se levantó, lanzó una veloz mirada al caballero, quizá de falso pesar, y se alejó corriendo al lado del pueblerino.

El caballero la vio a lo lejos y antes de retirarse se aseguró de llevar bien puesta su armadura y de que ninguna salada lágrima estuviese comenzando a oxidarla. Caminó con paso firme y decidido.


Dark Shadow-Kuro Tsuki

2 comentarios:

  1. Gracias, NEKO!
    Me da gusto que lo leyeras y mas aún que te haya gustado.
    Un saludo

    ResponderEliminar